Afirmaciones para utilizar en la práctica del Reiki.

 

Las afirmaciones, nos ayudan a direccionar la energía Reiki con un propósito determinado, para sanar estados emocionales, para potenciar un tratamiento o sesión de Reiki.

Las Afirmaciones nos ayudan a grabar, anclar nuevas verdades, conceptos y reforzar los estados emocionales y pensamientos positivos.

Usar afirmaciones diariamente te ayudará en tu proceso de sanación. Os dejo el listado, algunas son realmente potentes.

 

AFIRMACIONES:

Tengo salud en mi cuerpo físico y equilibrio en mi mente.
A partir de ahora comienzo a sentir mi cuerpo perfectamente bien.
Mi salud es perfecta, y todo mi cuerpo y mis órganos funcionan muy bien.
En el plano sexual de la vida, mi desempeño es satisfactorio y compensador, suceda lo que suceda.
Mi inteligencia es maravillosa; siempre tengo pensamientos e ideas maravillosas.
A partir de hoy, dormiré en paz, tendré el sueño tranquilo y, al despertar, sentiré alegría, buena disposición y tendré un día perfecto y feliz.
Soy una persona inteligente y capaz.
Soy feliz, saludable, alegre y tranquilo.
Estoy en paz conmigo mismo y me acepta tal y como soy.
Tengo el peso ideal, sin dietas; tengo una imagen de salud, belleza y armonía.
Mi razonamiento es rápido, y mi memoria es excelente; ambos operan sólo con ideas y pensamientos positivos.
Tengo el mando positivo de mi mente.
A partir de hoy, y para toda la eternidad, yo mismo hago mi felicidad.
Cada día, en cada aspecto, me estoy volviendo cada vez mejor.
Consigo mantener la cabeza constantemente ocupada con pensamientos siempre positivos.
Todo lo que pienso de bueno sucede, y cada día que pasa me siento cada vez más feliz.
Estoy en armonía conmigo mismo, con todas las personas y con todo el universo.
Todo lo que deseo de bueno, llega a mi con mucha facilidad.
Tengo un futuro maravilloso.
Resuelvo todos los problemas, los veo con naturalidad y consigo siempre buenas soluciones.
Estoy evolucionando cada vez más.
Mi cuerpo, mi mente y mi vida material están en perfecta armonía.
Soy cada vez más osado; siempre veo en el horizonte la llama de la victoria brillando intensamente.
Tengo suerte a cada instante, todos los días; porque Dios está conmigo.
Consigo todo lo que quiero de bueno; todas las riquezas del universo están a mi disposición.
Tengo una casa limpia, confortable y bonita; y en ella mora la paz, la prosperidad y el amor.

Pin It on Pinterest

Share This